La Cultura Árabe

LA CULTURA ARABE

  1. La lengua árabe
  2. La caligrafía árabe
  3. Las letras del alfabeto árabe

1. La Lengua Arabe

La lengua árabe es la lengua sagrada del Islam. Puesto que está formada generalmente por raíces  de tres consonantes, que cambian de significado gracias a las vocalizaciones (las vocales cortas no si escriben), y debido a que de cada raíz se puede formar, teóricamente de manera ilimitada, nuevas palabras segun reglas fijas, La lengua adquirió una extraordinária capacidad expresiva y una gran ductilidad que actualmente la hace capaz de adaptar incluso los conceptos más modernos.

2. La caligrafia árabe

La caligrafia árabe es un arte supremo que se funda en un código, en reglas geométricas y ornamentales, un arte que implica en su trazado uma teoría de la lengua y de la escritura.  Ella se caracteriza por su gran abstracción, em oposición a la representación figurativa del arte occidental .

Al decir de los calígrafos árabes , su arte es la geometria  del alma , enunciada  por  el  cuerpo  .

La caligrafía árabe es una manifestación  cultural global que cristaliza en  sus límites extremos, la metafísica de una lengua determinada.

La caligrafía árabe codificada supone ya una  invención gráfica (diacrítica y vocálica), elaborada poco a poco, antes y después de la aparición (advernimiento) del profeta Muhammad, y que se dedica a una transcripción  ardua y temerosa del Corán .

Pero la caligrafía era el trabajo de una burocracia celestial, que tendía a imprimir en el cuerpo social un orden político , insuflado por el texto coránico.

3. LAS LETRAS DEL ALFABETO ARABE 

Son de una calidad estética particular y fueron destinadas a consignar por escritor las palabras sagradas del corán que iban a comandar toda la organización religiosa, política, social, cultural y económica del Islam .

CALIGRAFIA  KUFICA , caracterizada por su aspecto anguloso y geométrico. Pero los árabes, deliberadamente han vuelto a hacer la  creación artística . 

El profeta no había dicho Dios es bello y ama la bellezas.

La caligrafía árabe ha conquistado un prestigio inalterable en complicidad   con el arabesco que, desarrollando sus estilizaciones florales, no deja   ningún lugar vacío.